Reflexiones Marginales

No. 16 - El cine, sus meandros y sus ríos

Predestinación y destino

 

IV. Predestinación y destino*
Andrey Tarkovski
De Esculpir el tiempo
 
Andrey Tarkovski cumplió, en 2011, 25 años de haber fallecido. Su muerte ocurrió en el exilio, donde aún pudo realizar sus últimas dos obras maestras: Nostalgia (Nostalguiia, Italia, 1983) y Sacrificio (Offret, Suecia, 1986), además de hacer las revisiones finales de su otro legado: Esculpir el tiempo, una de las reflexiones más profundas sobre el papel del arte en la sociedad y las particularidades que el cine tiene como arte. Tarkovski trabajó lejos de las posturas del realismo socialista y de sus cartabones persecutorios del régimen soviético (que tan caro le cobrara su salida de Rusia a él y a su familia). Pero como artista comprometido no dejó que los obstáculos trastocaran su conciencia y tener la posibilidad de hacer otro cine. Tarkovski sólo podría hacer su cine y asumir su tradición eslava, cristiana y decimonónica, sin por ello dejar de ser un hombre de su tiempo.
 
 
Este año celebramos 80 años de su nacimiento, ocurrido el 4 de abril de 1932 en Zavraie, Ivanovo, en la rivera del Volga. En 1993 iniciamos el actual proyecto editorial del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos con la primera edición mexicana de Esculpir el tiempo (Sapechtliónnoie uremia), traducida del inglés (Sculping in Time) y cotejada y enriquecida con las ediciones alemana (Der Versiegelte Zeit) y francesa (Les temps scellé); ahora, en su octogésimo aniversario preparamos la cuarta edición.
 
Reproducimos el IV capítulo del libro, que lo ubica justo en esa dualidad creadora de ser un hombre de su tiempo y de su tradición.
 
Por primera vez en la historia de las artes, en la historia de la cultura, el hombre encontró el medio para imprimir el tiempo y, simultáneamente, la posibilidad de reproducir ese tiempo en la pantalla tantas veces como lo desease, de repetirlo y regresar a él: adquirió una matriz de tiempo real. […] El tiempo, fijado en sus formas y manifestaciones factuales: ésa es la idea suprema del cine como arte y nos lleva a pensar en la abundancia de recursos inexplotados del cine, en su colosal futuro. Con base en esta idea elaboré mis hipótesis de trabajo, tanto prácticas como teóricas. - A. Tarkovski
 
 
IV. Predestinación y destino*
Andrey Tarkovski
 
Cada arte tiene su propio sentido…
 
* Andrey Tarkovski, Esculpir el tiempo, 4ta ed., CUEC : UNAM, México, 2009; edición: Rodolfo Peláez; traducción y notas: Miguel Bustos García.

En este número

Agradecimientos

Esta revista es posible gracias a los proyectos PAPIIT IN-402911 y PAPIME PE-400411